Temporadas

Devil’s Pool, Victoria Falls

Las temporadas son mucho mas que un fenómeno climático. La vida está construida por miles de pequeñas temporadas, esos períodos de tiempo que pueden ir de 9 días a 3/4 meses. Lo suficiente como para no ser considerados un mal día o semana y tampoco un estado permanente.

Me gusta clasificarlas en tres grupos:

Temporada de lluvia: Es cuando TODO (o casi todo) nos sale bien. Las puertas se abren. Las posibilidades llueven. Vamos de sonrisa en sonrisa. Por un momento no recordamos lo que es tener tiempos malos. Nos encantaría acostumbrarnos a este tiempo de lluvias constantes.

Temporada mixta: La mediocridad. El famoso “normal”. El ni muy sin sin ni tan tan. Estamos bien pero podríamos estar mejor (o peor). Es la temporada promedio. Tranquila y también ¡aburrida!.

Temporada seca: Son duras. Acá si es cuando está todo mal, flojo, feo. No quedan rastros de lluvia ni tampoco de respuestas. Son tiempos solitarios, esos que nos gustaría saltear en el libro de la vida.

Sería estúpido decir que podemos vivir una sola temporada a la vez ¡Nuestra vida es mucho más que eso! Dividimos nuestros días en diferentes áreas: Familia, amigos, espiritualidad, trabajo, facultad,vida bloguera, salud, amorosa, intimidad, belleza…la lista sigue y sigue.

Podemos tener una temporada de fantástica de lluvias en el trabajo: Nuestro jefe nos felicita. Nos da un bono. Pero después cuando llegamos a casa nuestra familia está seca no dejemos de pelearnos o nuestra vida espiritual (soy evangélica así que para mi esto es importante) también está mal: No recordamos la ultima vez que oramos o que fuimos a la iglesia. O quizás venimos de salida en salida con amigos pero estamos super brotados o con el pelo hecho un asco. O venimos bárbaro en lo persona y espiritual pero con las notas hechas un asco. Los escenarios son infinitos.

Mis mejores épocas fueron y son cuando todo (o casi todo) cae en su lugar. La facu viene bien, mi familia está contenta, salgo con mis amigos en la semana. Curiosamente esto casi siempre pasa cuando estoy en mi mejor forma espiritualmente.

¿Es posible tener todo? ¡Si! (por cinco minutos jajaj). Hay areás que afectan más que otras. Por eso creo que todos estamos tan contentos cuando nos vamos de viaje. Por unos días nos alejamos de la obseción por conseguir ese maldito balance por el que se escriben tantos artículos como este.

Lo importante es no perder de vista que todo pasa. Las temporadas buenas y las malas. Nada es permanente, todo se transforma, evoluciona, cambia. No te acostumbres a la mediocridad. Si estás pasando por un desierto intenta salir cuanto antes: Las lluvias abundantes te están esperando más adelante en el camino.

¿Que temporadas estas viviendo en tu vida? ¿Te acordas de alguna epoca en general de lluvias o sequia? ¿Por que fueron así? ¡Espero tus respuestas en los comentarios!

PD: Me desperté con esta idea en la cabeza. La desarrolle en la ducha, la escribi en el tren y la termine en el trabajo. Un post express, espontáneo y conciente

—————————

Si te gustó este artículo te espero mi página de facebook para compartir más notas, fotos e información: https://www.facebook.com/ExpresionEspontanea

Si queres colaborar con el blog no dudes en enviarme un mail a a.dergarabedian@gmail.com o contactarme vía Facebook. Podes escribir sobre moda, cocina, cultura o lo que sea que te interese ¡En Expresión Espontánea todas las ideas son bienvenidas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s