Auto-Boicot

En los últimos meses me di cuenta que me “auto boicoteo” más seguido de lo que creo. Es que aunque la palabra suene un poco complicada, autoboicotarse es bastante fácil. Personalmente encontré estos ejemplos:

Me auto-boicoteo cuando doy la respuesta estúpida en vez de la inteligente.

Me auto-boicoteo cuando habló con voz de nava.

Me auto-boicoteo cuando no digo algo por miedo o vergüenza.

Me auto-boicoteo cuando acepto hacer cosas que no me edifican.

Me auto-boicoteo cuando me pierdo oportunidades por el famoso “Que dirán”.

Es divertido hacer cosas estúpidas y tontas de vez en cuando para divertirse. El problema es cuando sabiendo que podemos dar más nos callamos por vergüenza o para que el otro no se sienta mal o incómodo. Tenemos que aprender a dar la mejor versión de nosotros mismos, al 100%, siempre aun cuando nos de miedo. La vida es demasiado corta para vivir escondiendo nuestra luz debajo de una roca.

¿Sos de auto-boicotearte? ¿Cómo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s